Divorcio

“It has been said, ‘Anyone who divorces his wife must give her a certificate of divorce.’ But I tell you that anyone who divorces his wife, except for sexual immorality, makes her the victim of adultery, and anyone who marries a divorced woman commits adultery.” (Matthew 5: 31-32)

Divorcio
“You ask, “Why?” It is because the Lord is the witness between you and the wife of your youth. You have been unfaithful to her, though she is your partner, the wife of your marriage covenant. Has not the one God made you? You belong to him in body and spirit. And what does the one God seek? Godly offspring. So be on your guard, and do not be unfaithful to the wife of your youth. “The man who hates and divorces his wife,” says the , the God of Israel, “does violence to the one he should protect,” says the Lord Almighty. So be on your guard, and do not be unfaithful.” (Malachi 2: 14-16)

God hates divorce, “There are six things the LORD hates, seven that are detestable to him: haughty eyes, a lying tongue, hands that shed innocent blood, a heart that devises wicked schemes, feet that are quick to rush into evil, a false witness who pours out lies and a person who stirs up conflict in the community” (Proverbs 6:16-19).
Había declarado que el hombre y la mujer deberían estar unidos para siempre, este era su plan eterno para las parejas.

Is Divorce Right?
“¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, ¿y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.” (Mateo 19: 4-6). La voluntad de Dios es preservar las sociedades y las generaciones futuras preservando los matrimonios. Dios está animando a las parejas a mantener una relación matrimonial, porque este es Su plan para el matrimonio desde la creación. Cuando el pecado entró en el mundo, esta relación fue efectuada por él. Pero enfrentemos el hecho de que hoy en día, ninguna pareja casada vive sin experimentar fricciones o malentendidos en el matrimonio, pero el divorcio no es la solución. Dios hizo el matrimonio al principio como un vínculo entre el hombre y la esposa, es un pacto eterno, que no debe romperse hasta la muerte. La Biblia enseña que el esposo y la esposa se convierten en “una sola carne” y están “unidos”. La Biblia enseña: “Desde que Dios hizo el matrimonio, que nadie lo rompa."


Más artículos
La historia de Jamshid
Español