Hay muchos hadices acerca de sueños, así como la conocida historia del profeta Yusuf en el Corán.

"Un buen sueño (que se hace realidad) de un hombre justo es una de las cuarenta y seis partes de la profecía." (Sahih al-Bukhari), otro Hadiz dice, "Un verdadero buen sueño es de Al-lah, y un mal sueño es de Satanás." (Bukhari).

Hay 3 tipos de sueños en el Islam:

"Los sueños son de tres tipos: un sueño de Al-lah, un sueño que causa angustia y que viene de Satanás, y un sueño que viene de lo que una persona piensa cuando está despierta, y lo ve cuando está dormida." (al-Bukhaari, 6499; Muslim, 4200)

  • Rahman: el verdadero sueño de Al-lah el más misericordioso
  • Nafsany: el sueño que viene por deseo personal
  • Shaytany: el sueño que viene del diablo (Satanás)

Al Muhallab dice, "La mayoría de los sueños de los justos son sueños buenos porque a veces una persona justa puede tener un sueño insignificante, pero no es muy frecuente porque el control de Satanás sobre ellos es muy débil. En contrapuesto, es verdadero con otras personas porque Satanás tiene un mayor control sobre ellos".

Así que, sí, Al-lah habla mediante sueños y visiones. "Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Pero el hombre no entiende. Por sueño, en visión nocturna, cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, entonces revela al oído de los hombres, y les señala su consejo, para quitar al hombre de su obra, Y apartar del varón la soberbia. Detendrá su alma del sepulcro, Y su vida de que perezca a espada." (The Tawrat, Job 33:14-18).

De acuerdo con los versículos anteriores, Al-lah se comunica mediante sueños para:

1. Ayudar a la gente a dejar de hacer el mal.

2. Mantener a las personas lejos del orgullo.

3. Indicar a las personas el camino correcto.

4. Mantener a las personas lejos de la muerte.

Aunque Al-lah nos habla mediante los sueños, la Biblia comparte estos principios importantes:

  • Analiza tu sueño: "Donde abundan los sueños, también abundan las vanidades y las muchas palabras; mas tú, teme a Dios." (Eclesiastés 5:7). Este versículo nos advierte que no hay que dar muchas esperanzas a los sueños, no deveríamos confiar mucho en ellos, si no, en las escrituras para escuchar el mensaje de Al-lah hacia nosotros.
  • Examina la fuente del sueño. "Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: No os engañen vuestros profetas que están entre vosotros, ni vuestros adivinos; ni atendáis a los sueños que soñáis. Porque falsamente os profetizan ellos en mi nombre; no los envié, ha dicho Jehová" (Jeremías 29:8-9). Este versículo nos advierte de no poner nuestra fe en los sueños de los demás. A veces los falsos profetas hablarán acerca de sueños que no tuvieron lugar para influir en el pueblo De Dios. Debemos ser cuidadosos siempre que alguien habla de un sueño y analisar todo lo que dice en las claras Escrituras.
Categorías: Sueños

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español
English العربية Português do Brasil فارسی Français Español